empresas archivos - El blog de Ana Ordóñez Sánchez
¿Quieres saber más sobre social media y marketing digital? Te invito a descubrir mi blog y leer las últimas novedades del sector.
ana ordóñez sánchez, marketing digital, redes sociales, comunicación, social media
249
archive,tag,tag-empresas,tag-249,cookies-not-set,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-11.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive

empresas Tag

Cuando hablamos de redes sociales a todos nos viene en mente las grandes marcas y cómo estas las usan para contactar con su público. Pero, muchas veces nos olvidamos de las tiendas locales y pequeños autónomos que, por falta de inversión o de tiempo no emplean estos canales (o no de forma correcta) para interactuar con su audiencia, las redes sociales para los negocios locales son fundamentales.

Las rede sociales son un gran potencial para los negocios locales, ya que pueden conseguir que su tienda sea mucho más atractiva para los usuarios. Además de otras ventajas como dar a conocer los productos y servicios y llegar a esa población que no la conoce, a través de la ubicación.

Tanto si tienes un bar en un pueblo, una peluquería o simplemente una tienda de ropa, no te debes olvidar de estos canales de comunicación. Por eso, hoy te vamos a contar cómo comenzar con tu estrategia de social media sin inversión. No es tarea fácil pero no hay nada imposible si hay una buena estrategia detrás.

Cómo crear una estrategia de social media en un pequeño negocio

El primer error ante el que muchos negocios se encuentran es que empiezan la casa por el tejado. Antes de comenzar a crear tus perfiles, siéntate y piensa qué redes vas a utilizar, de nada te sirve tener un perfil sin actividad. Analiza cuales son tus clientes potenciales y cómo las utilizan, en esas es en las que debemos estar presentes.

Una vez determinadas las redes que utilizarás, ha llegado el momento de su creación. Debes explotar al máximo el perfil de cualquier red social, es decir, optimiza el perfil: añade una descripción, enlaces a tu web en el caso de tenerla, tu ubicación… El perfil de tu red será tu carta de presentación, por lo que es importante que lo mantengas cuidado y que añadas fotos de portadas de calidad.

Llegados a este punto, hay que pensar qué tipo de publicaciones vamos a realizar y la frecuencia. Es muy importante no repetir post y de nada sirve publicar todos los días si tu contenido no está cuidado, probablemente consigas más con dos o tres publicaciones a la semana que haciéndolo diariamente si no son de calidad.

Ponte siempre en la piel del consumidor, ¿qué es lo que espera de tu negocio? ¿Cuál es tu elemento diferenciador respecto a la competencia? Por ejemplo, en el caso de vender productos de otra marca mayor, aprovecha su material de comunicación para hacerle difusión, busca en sus redes sociales, seguro que tienen imágenes que puedas utilizar para potenciar tu imagen y su venta.

Por otro lado, no te olvides de los hitos anuales para sumarte a ellos, como puede ser el Día de San Valentín, la Navidad, el Día de la Lucha contra el Cáncer… Crea publicaciones ad hoc para estas fechas. Además, los temas locales siempre gustan, aprovecha para mostrar alguna imagen de tu localidad. Con este tipo de contenidos irás viendo como tu engagement aumenta.

Cómo crear una comunidad en Facebook

facebook y negocios locales

Si una de las redes sociales en las que centrarás tu estrategia es Facebook, comienza creando una página de negocio con el nombre de tu empres. Ahora ha llegado el momento de optimizarlo al máximo. Añade toda la información que puedas y cuida la portada y la foto de perfil.

La optimización de las pestañas también es otro punto clave. Para ello, vete a “configuración” y a “editar página” y añade las que verdaderamente vayas a llenar de contenido. Por ejemplo, puedes añadir una con servicios y completarla con los diferentes productos y servicios que el usuario se puede encontrar en tu empresa. Siempre es importante tener al menos las pestañas de información, fotos, vídeos, opiniones, notas… Es importante también que verifiques tu página de Facebook.

Una vez llegados a este punto crea algún post, para que cuando la gente vea tu perfil tu muro no esté vacío y llega la pregunta más importante, ¿cómo va a conocer la gente a mi página? Aunque parezca obvio, lo primero que debes hacer es invitar a todos tus contactos a que sigan tu página. Interactúa con tus clientes potenciales, crea eventos e incluso puedes crear algún concurso en el que tengan que mencionar a amigos. De este modo, conseguirás que más público conozca tu negocio.

Es interesante mezclar el on y el off, señala en tu tienda que cuentas con perfil en esta red social, seguro que a muchos de tus clientes les gustaría ver tu catálogo o servicios sin moverse de casa. Y no te olvides de la atención al cliente ni de interactuar con tus seguidores, responde siempre a los comentarios.

Cómo conseguir más seguidores en Instagram

Sea el tipo de negocio que sea, esta red social cada vez está más en auge, según el último estudio del IAB ha crecido un 30% de usuarios, por lo que estar presentes en ella es esencial.

Comienza añadiendo tu información al perfil, la ubicación, tu web, descripción… Publica tus imágenes siempre con ubicación de la ciudad en la que te encuentras y no de tu local. Es decir, si acabas de abrir una pequeña tienda de ropa no registres la ubicación con el nombre de tu local, sino de la ciudad en la que te encuentras. Mucha gente busca información o sitios de una ciudad a través de las ubicaciones, por lo que es una forma fácil de llegar a un público que no te conoce.

aumenta seguidores en instagram

Instagram ofrece muchas posibilidades como pueden ser las Stories y no podemos dejar pasarlas desapercibidas. Si por ejemplo, tu negocio es una repostería aprovecha para hacer encuestas sobre qué producto gusta más o los diferentes ingredientes, muestra tus productos y los distintos rincones de tu tienda. Al igual que con las imágenes de post, utiliza siempre que no quede muy cargado la ubicación del lugar en el que estés.

Para conseguir seguidores puedes buscar tanto por ubicación como por hashtags gente afín a ti o que se encuentre en tu zona de influencia. Comienza a seguirlos para que ellos puedan conocerte e interactúa con tu contenido. Si quieres hacerlo de una forma rápida, busca en un perfil que suela seguir la gente como puede ser el ayuntamiento o un medio de comunicación y comienza a seguir a todos sus followers. Eso sí, asegúrate no seguir a más gente de la que te siguen y en el caso de que sea así, comienza a eliminar seguidores.

Ahora que ya sabes cómo crear tus perfiles y generar una comunidad, ¿a qué esperas para comenzar a utilizarlas? Aunque estés en una localidad pequeña es muy importante contar con estos canales, que al fin y al cabo, sirven para potenciar tu marca, mejorar tu reputación y conseguirás aumentar tus ventas.

¿Alguna vez te has planteado la importancia de la comunicación interna? Sea cuál sea el tamaño de tu empresa, la comunicación hacia tus empleados es fundamental para mejorar la confianza de estos en su lugar de trabajo, su motivación y, con ello, los beneficios para tu negocio.

En ocasiones, muchas empresas centran su estrategia en los beneficios y en la relación con los clientes, pero, al final se olvidan de algo muy importante: sus empleados. La comunicación interna es clave para que una empresa funcione correctamente, incluso puede ayudar a mejorar  la reputación.

Cada vez más empresas ponen en el centro de su estrategia al trabajador e invierten más en conseguir un plan de comunicación interna hecho a medida. Comunicarles los valores y cultura empresarial es clave para proyectar una imagen de unión y fortaleza.

Un empleado contento puede ser uno de los mejores embajadores de  tu marca. En este sentido, si tienes una buena comunicación interna, conseguirás que tus empleados se sientan parte de la empresa.

¿Cómo integrar un plan de comunicación interna?

En primer lugar, debemos analizar el punto de partida, es decir, la confianza que tienen los empleados en la empresa. Para realizar esta investigación se puede hacer una encuesta previa para saber si hay algún problema que debamos solucionar. Es importante que sea anónima y que se incluyan preguntas sobre la política de la empresa, situación de los empleados y mejoras.

comunicacion interna

Una vez que sepamos el sentimiento de nuestros empleados hacia la marca, ha llegado el momento de establecer unos objetivos y el vehículo que utilizarás para conseguirlos. Seguro que tras esta encuesta anónima han surgido varios problemas que puedes subsanar. Ha llegado el momento de plantear soluciones ante ellos.

En muchas empresas surge el problema de la desconfianza y el distanciamiento entre los diferentes cargos de la empresa. A todos nos gusta saber y conocer todo lo que está haciendo nuestra empresa y, en este punto, los medios digitales juegan un papel primordial. Por ejemplo, puedes crear una intranet corporativa, una newsletter semanal, una revista con información de tu empresa y sector… De este modo, conseguirás que el empleado se sienta parte de la empresa.

Establece una frecuencia fija para comunicarte con ellos. De este modo, se acostumbrarán a que X día siempre reciban información. También puedes realizar desayunos conjuntos para que mejore el ambiente de la oficina.

Si uno de los problemas es el descontento de los empleados piensa en los beneficios sociales que les puedes aprender. ¿Te has planteado dar formaciones? Los trabajadores siempre valoran un plan de crecimiento dentro de una empresa, seminarios, acudir a eventos y relacionarse con gente del sector…

Lo ideal para la comunicación interna es que sea bidireccional, es decir, que los empleados también se puedan comunicar con sus superiores, dando a conocer los problemas y su punto de vista sobre la empresa.

Recuerda, que un trabajador contento e informado será el mejor embajador de tu empresa de cara al exterior. Unos empleados descontentos mostrarán sus quejas al exterior dañando la imagen de tu empresa.

Ahora que ya conoces la importancia de la comunicación interna, no te olvides de integrarla cuando crees tu plan de comunicación.

Tener un plan de comunicación es algo fundamental para cualquier empresa a la hora de posicionarse en el mercado o a la hora de lanzar un nuevo servicio o producto. Llegar al público y que la gente te conozca es el primer pilar para comenzar las ventas. En este sentido, es esencial crear un plan que aglutine a dónde queremos llegar y qué recursos vamos a emplear para conseguirlo.

Pasos que debes seguir

En primer lugar, debemos conocer el punto de partida. Hay que analizar cuál es nuestra posición en el mercado, qué hemos hecho en comunicación hasta ahora y qué está haciendo la competencia. Para ello, podemos hacer un análisis DAFO, PEST, una auditoría de comunicación, entre  otros. Pero, es esencial tener claro desde dónde partimos.

En segundo lugar, hay que establecer unos objetivos, entorno a los cuales se basará el plan. Deben ser alcanzables y medibles. Debemos tener claro si nuestro objetivo es de reputación de marca o si queremos intentar posicionarnos como líderes en X  sector. En este aspecto, es muy importante que una marca tenga un carácter diferenciador y transmita unos valores, diferenciándose así  de la competencia.

El siguiente paso será crear la estrategia, es decir, ¿cómo voy a conseguir los objetivos propuestos? ¿A qué público me voy a dirigir?  Debemos definir las acciones que vamos a realizar: acciones de Street marketing, vídeos, redes sociales…

Y, por supuesto, hay que definir el público al que nos queremos dirigir. No es lo mismo comunicarse con los millenials que a un público adulto. También es importante tener claro si el plan de comunicación va enfocado al público interno (trabajadores y accionistas) o externos (futuros consumidores, proveedores, distribuidores…). Tampoco nos podemos olvidar de los públicos indirectos, que son aquellos que nos sirven de altavoz a nivel externo (prensa, bloggers, autoridades…).

Aunar la comunicación es otro punto fundamental. En todo plan de comunicación debe haber  un mensaje claro. Para conseguirlo, hay que crear lemas o eslóganes que el público termine relacionando con nuestra marca. Este mensaje es el que deben utilizar nuestros portavoces y debe estar presente en los encuentros con los medios, notas de prensa, redes sociales…

Analiza qué canales de comunicación utiliza actualmente tu empres y cómo te podrías aprovechar de ellos para conseguir tus objetivos, incluso, quizá alguno nuevo te puede ayudar. Se deben tener en cuenta tanto los medios tradicionales (revistas, periódicos, tv…) como los digitales (redes sociales, blogs, webs…). La  comunicación en internet se vuelve  algo fundamental.

Establece el presupuesto que vas a destinar a este plan de comunicación. Analiza cuáles son los gastos fijos y deja una partida para los extras que te puedan ir surgiendo.

Y, por último, fija los timmings. ¿Cuánto tiempo destinaré a conseguir mis objetivos? Para ir organizados y de una manera lógica y ordenada, lo mejor será que hagas un calendario y determines en qué fechas se van a llevar a cabo las siguientes acciones.

Hace ya muchos años que los blogs han llegado y para quedarse. Cada vez más usuarios y empresas tienen su propio blog pero, ¿cuáles son los motivos para crear tu blog? El fenómeno ha traspasado cualquier tipo de fronteras, de hecho, gran parte de las influencers actuales han comenzado su carrera a través de este vehículo.

Más allá de este sector, seguro que más de una vez alguien te ha dicho – ya se de forma personal o empresarial – eso de: “deberías tener tu blog”. Y, ¿por qué no? Hoy puede ser un buen día para crearlo ya sea de manera personal o profesional.

Potencia tu marca personal

Un blog, es el vehículo perfecto para darte a conocer. Piensa de qué te gustaría escribir, cuáles son tus hobbies o qué puedes ofrecer diferente a los usuarios y apuesta por ello. Es decir, encuentra tu nicho de mercado.

En el caso de ser una empresa, los contenidos serán tus mejores aliados. Crea contenido de valor para el usuario e intenta posicionarte como referente dentro de tu sector. Además, aportarás una sensación de cercanía tus clientes.

Posicionarte en los buscadores

Un buen contenido te ayudará a aparecer en Google. El motor de búsqueda premia la actualidad y los contenidos nuevos. Realiza un estudio previo para saber cómo los usuarios buscan tu línea de negocio. De este modo te ayudará a enfocar más tus comunicaciones a las búsquedas.

Un blog bien posicionado conseguirá que llegues a muchos usuarios que no conocían previamente tu marca. Sigue estos consejos para posicionar tu blog.

Demuestra tu creatividad

¿Tienes un elemento diferenciador? Aprovecha para mostrarlo. Un blog es sinónimo de libertad, por lo que puedes escribir de lo que quieras y estructurarlo como más te guste, eso sí, no te olvides de  las directrices de Google.

Crea el diseño que más te guste, que más afín sea a tus gustos.  Muestra en él tu personalidad, nunca sabes quién te puede leer.

Conoce a otros usuarios

A través de los comentarios y la interacción de tu contenido, puedes llegar a saber la opinión de la gente e intercambiar los diversos puntos de vista con otra gente.

Constante aprendizaje

Aprenderás a la vez que escribes de lo que más te gusta. Te ayudará a ser una persona más organizada y ordenada. Además, estarás a la última de todas las novedades de tu sector, incluso tendrás que investigar más sobre algunos temas, por lo que, al final será un win to win.

Además de esta ventaja, si te posicionas bien quizá hasta puedes obtener algunos ingresos extra gracias a la publicidad en tu site.

¿Quién le iba a decir a Chiara Ferragni que The Blond Salad la llevaría a conseguir millones de seguidores en sus redes sociales? La fórmula para triunfar puede estar donde menos te lo esperes. 😉

 

¿Conoces los beneficios del email marketing? Llegar a nuestros consumidores de una manera directa impactando directamente en su email es clave para dar a conocer nuestra marca, productos y promociones. Pero, ¿por dónde comenzar?

A la hora de crear una estrategia digital es imprescindible poner al cliente en el centro: debemos conocerlo, saber lo que quiere, obtener la máxima información sobre su perfil y fidelizarlo. Un email personalizado puede hacer que su tasa de apertura  aumente.

En primer lugar, debemos tener una base de datos a la que impactar con nuestras comunicaciones.

¿Cómo conseguir nuestra base de datos?

Antes de nada debemos crear una base de datos con nuestros clientes a los que enviar nuestra campaña. Pero, ¿qué datos nos interesan? ¿Su edad? ¿Su género? ¿Lugar de vivienda? Dependiendo de la segmentación que vayamos a realizar necesitaremos unos datos u otros.

Existe varios métodos para elaborar una base de datos. Cada usuario registrado lo denominaremos leads. En primer lugar, debemos explotar nuestros medios propios, es decir, debemos añadir un formulario de registro en nuestra web. Contar con un apartado en el que nuestros visitantes puedan registrarse nos ayudará a crear esta base de datos.

No te olvides de tus redes sociales. Crea un apartado en Facebook en la que los usuarios puedan registrarse y recibir tus últimas novedades. Además, también puedes hacer una campaña de CPL en Facebook Ads para que los usuarios se registren. Juega con el claim y busca un texto interesante en el que el  usuario se sienta atraído y quiera más información sobre  tu negocio.

Además, también puedes crear contenido de valor para el usuario y que para conseguirlo se tengan que registrar. Algunos ejemplos podrían ser un ebook, una promoción, un concurso… ¡Verás cómo el registro de leads comienza a ir en aumento!

Si se posee una tienda física, se puede crear fichas de clientes con sus datos y crear una tabla en Excel para subirlos a nuestro programa de email marketing.

¿Cuáles son sus ventajas?

Es una forma de marketing directo, el usuario recibirá directamente nuestra información en su bandeja de entrada. Aunque, en este punto, no debemos saturarlos con nuestras constantes comunicaciones. No debe ser intrusivo y debemos ofrecer información de calidad e interés.

El email marketing permite de una manera sencilla segmentar y personalizar nuestro público. Es decir, podemos enviar una comunicación diferente a cada público..Además, cada receptor recibirá su email con su nombre y apellidos, aportando así una sensación de cercanía. Con estas dos pequeñas técnicas se conseguirá una mejor tasa de apertura y mejores resultados.

Analizar los resultados se convierte en un pilar fundamental de cualquier estrategia para saber cómo funciona. Y aquí encontramos otra de sus principales ventajas, ya que el email marketing es 100% medible. Podemos saber la tasa de apertura y los clientes que han llegado a nuestra web a través de este método.

Este punto es clave a la hora de tener una producción

Otro de sus puntos favorables es la flexibilidad de formatos que ofrece. A través de este medio, se puede enviar desde un texto, a una imagen o un vídeo. Dependiendo de nuestros objetivos podremos elegir el que más nos conviene.

Además, si tiene un negocio local, puedes combinarlo con tu estrategia en social media. Recuerda la importancia de las redes sociales para los negocios locales.

 

 

“Tenemos redes sociales porque hay que tenerlas y debemos estar”. Seguro que no es la primera vez que escuchas a alguien esta expresión y, al final, muchas terminan cometiendo errores que fácilmente se pueden evitar.

A continuación, te contamos algunos de los más comunes, ¿te sientes identificado?

No definir unos objetivos

Este es uno de los errores más comunes. Si estamos en una red social debemos saber por qué. Definir unos objetivos y llevar a cabo una estrategia para conseguirlos se convierte en un punto fundamental.

Cada red social debe tener unos objetivos diferentes, aunque todas deben de ir en la misma dirección para potenciar la imagen de marca.

Yo, mi, me conmigo

No te limites simplemente a hablar de tu negocio y tus productos o aburrirás a tus seguidores. En tus publicaciones debes compartir contenidos de valor e interés para tu comunidad. De este modo, conseguirás un mayor engagement.

Siempre nos debemos situar en el punto de vista del usuario. No tienen por qué entender todos los tecnicismos de nuestro negocio, por lo que se aconseja utilizar un lenguaje sencillo.

No contar con una persona cualificada

Contar con un community manager encargado de llevar a cabo toda la estrategia digital será un claro acierto. Esta persona debe contar con grandes conocimientos tanto de la empresa como de redes sociales para poder aunar toda la comunicación en una misma dirección.

También es muy importante que monitorice y esté al tanto de todo lo que incumbe al sector de la empresa y a su competencia. Y por supuesto, atender a cualquier duda o queja de los usuarios.

Estar en todas las redes sociales

Antes de comenzar a abrir perfiles en cada red social, identifica dónde están tus potenciales clientes. Analiza en cuáles vas a tener presencia y de qué manera lo harás. No hay que estar presentes en todas las redes, pero en las que estás se constante.

Falta de actividad

Muchas empresas crean sus redes sociales para anunciar una promoción o producto, consiguen miles de followers y cuando acaba la acción no vuelven a actualizarlas. Hay que mantener la actividad en ellas, publicar nuevo contenido, actualizar los perfiles, compartir posts, vídeos, concursos…

Una red social sin actualizar proyecta una mala imagen de la compañía. La constancia es un punto clave en Internet.

No conversar con los usuarios

Debemos explotar al máximo la bidireccionalidad que nos ofrecen las redes sociales. Seguro que en algún momento deberás hacer frente a un comentario negativo o una queja. No te preocupes, es algo normal, simplemente aporta una solución y no dejes que quede en el olvido. Una falta de respuesta denota una mala imagen.

Además, una crítica de un usuario enfadado puede volverse viral y perjudicar seriamente la imagen de la marca, por lo que será mejor que atiendas a todas las quejas y con la mayor inmediatez posible.

Recuerda evitar estos errores, ya que a través de las redes sociales podrás mejorar la imagen corporativa de tu negocio.